Páginas

martes, 3 de junio de 2008

Estoy en una espiral

Empiezo a estar cansada. Estoy cansada de decir sí y pensar no, de oir que sí, y ver que no.
Pierdo la unidad, pierdo la coherencia, lucho contra mi y conmigo, ya no se quién es mi amigo o enemigo, si yo misma hago bien o hago mal. Mi mente piensa una cosa, fría, calculadora, racional; mientras, mi alma siente que se equivoca, totalmente emocional.
Y en medio siento que me encuentro yo, en la mitad de una batalla, atrapada en la dualidad.

Y me siento sola, desamparada, perdida en esa batalla, acosada por dos vocecitas internas que tratan de guiarme hasta su forma de ser, dos vocecitas que se contradicen a cada palabra que se escucha. Ante mi se abren dos caminos, entre la batalla: caer o luchar.
Caer en la espiral, dejarme llevar, que las dos voces me guíen entre el caos, hasta un final incierto. O puedo luchar contra ellas, no escucharlas. Hacer como llevo haciendo muchos años, "pasando". Sentarme a esperar, calmarme y dejar que esas voces se callen, pues en algún momento se callarán y descansaré.

En otro momento la respuesta estaría clara. Pero no, esta vez no. No por la situación, no por las personas implicadas, no por lo que implicaría tomar una decisión. Esta vez no está tan claro.
Y me siento perdida. Estoy en una espiral ...

2 comentarios:

kodiak dijo...

Recién estoy salido del abismo. Que te sea leve compi.

"Cuando las aguas estén turbia,s déjalas reposar"
- Lao tsé.

Sasa dijo...

Kodiak Gracias por tu comentario

Entradas relacionadas